Santillana Venezuela

8/3/2013

Resultados de una investigación empírica

MUJERES y LIDERAZGO en los países de la Comunidad Interamericana

Subir texto Bajar texto Imprimir

Estos son algunos de los resultados de la investigación realizada por la socióloga y antropóloga Evangelina García Prince para la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos, OEA, cuyos resultados completos y definitivos constan en un documento oficial de dicha organización, el cual sirvió de papel de trabajo a la Asamblea de Delegadas de la Comisión, convocadas para discutir el tema de "La participación de las mujeres en las posiciones de poder y de toma de decisiones", en febrero de 1998, en la sede de la OEA, en Washington.

La totalidad de la ponencia está disponible, para ser descargada, al final del presente documento.

 ........................................................................

Principales hallazgos derivados
del análisis 
estratégico de las matrices

- El aspecto más relevante en torno al cual giran las Amenazas y Debilidades que enfrentan los liderazgos de las mujeres, y sobre el cual se centra gran parte de los señalamientos de la encuesta (socialización, educación, experiencias y costos personales del liderazgo, percepción por los hombres y las demás mujeres, valoración del liderazgo de hombres y mujeres, etc.) es el marco cultural androcéntrico y todos los patrones que se originan en sus valores.
 

De éstos, los más fuertemente sentidos son: los roles sociales de género que estereotipan las conductas de subordinación de las mujeres a la autoridad real o simbólica de los hombres; los correlativos paradigmas de identidad de ambos géneros que conducen a las mujeres a comportamientos de subordinación, auto exclusión, pasividad, dependencia y auto desvalorización; la división del trabajo por género que acarrea fuertes desventajas a las mujeres y les impide aspirar al liderazgo en igualdad de condiciones; el sentido fuertemente androcéntrico que impregna las formas de organización y el sentido de las estructuras sociales vinculadas al poder.

Esto parece indicar que el cambio de este sistema de significaciones culturales es una clara prioridad estratégica en cualquier plan dirigido a mejorar la situación de las mujeres en la toma de decisiones.


- Otro aspecto que aparece reiteradamente en la mayoría de las respuestas así como en las matrices de análisis, es la emergencia de un planteamiento de las características del liderazgo, opuesto a la concepción tradicional dominante de fuerte acento masculino. Este hallazgo se fundamenta en el hecho de que las mujeres perciben como fortalezas, rasgos de la identidad de su género, al tiempo que los hombres expresan como debilidades propias de su liderazgo la ausencia de esos rasgos.

De igual manera, en el señalamiento inicial de las características de un o una líder, aparecen, junto a los rasgos tradicionales, exigencias cercanas a los comportamientos esperados más en las mujeres que en los hombres. Esto puede ser indicación de un germen de cambio de paradigma en el liderazgo, dentro de los valores y características indicados al inicio de este capítulo.


- Se expresa de manera muy fuerte en las mujeres el sentimiento de inseguridad y baja autoestima y el no sentirse a la altura de los liderazgos masculinos en el manejo de ciertas habilidades que exige esa función: toma de decisiones, tomar riesgo, habilidades para negociar, fijar objetivos, conocimientos de contexto socio político, etc.

- Aparece con cierta fuerza el tema de las relaciones entre las mujeres como fuente de debilidades determinadas por factores subjetivos y por inexperiencias o falta de habilidades o capacidades organizativas y propositivas.

- Aflora como elemento de potencialidades positivas la creciente preocupación de los Estados y organismos internacionales por elevar la posición y situación de las mujeres.

- Se destaca la importancia del ambiente familiar en la socialización y la acción de los agentes educativos formales, en el desarrollo de actitudes proclives al liderazgo en las niñas.

- La relativa invisibilización de la contribución de las mujeres es otro elemento a considerar estratégicamente, de cara a la credibilidad con la que cuentan los liderazgos masculinos.

- También es necesario considerar estratégicamente el que algunos de los obstáculos identificados en el ambiente de trabajo y actividad, se refieran a incumplimiento de legislación vigente o ausencia de ella.

- También es notorio el valor que las mujeres líderes conceden a la existencia de Organizaciones de la Sociedad Civil que trabajan por las mujeres y la mención que hacen los hombres líderes de la debilidad que acusan las mujeres en su capacidad para organizarse en la búsqueda de objetivos comunes.

 

Aproximación a un perfil preliminar
del liderazgo de las mujeres


Pese a que en esta ponencia no se reseñan todos los aspectos y resultados de la investigación, la autora ha decidido incluir, como cierre de la misma, una parte final del trabajo completo que tiene que ver con la aproximación a un perfil preliminar del modo de ejercicio del liderazgo por las mujeres en Las Américas, que se transcribe a continuación y que está basado en los datos de la encuesta en su totalidad.


- Las mujeres han demostrado una considerable capacidad de liderazgo en cargos públicos, organismos no oficiales y organizaciones comunitarias.

- Se trata de un liderazgo emergente cuya presencia es más visible en los espacios de la vida pública vinculados al sistema político y en posiciones vinculadas principalmente a toma de decisiones técnicas más que políticas.

- Las capacidades del liderazgo de las mujeres para el servicio público, aun se perciben, incluso por algunas de ellas, con sesgos que favorecen la mayor credibilidad en los liderazgos masculinos, pese a que hay una tendencia a ganar espacios de liderazgo en áreas tradicionalmente consagradas a los hombres.

- El prestigio de que gozan las mujeres con relación a su compromiso y entrega al trabajo, comportamientos éticos, transparencia, adecuado manejo de las relaciones y otros rasgos semejantes, son importantes elementos de soporte de los liderazgos de las mujeres.

- Gran parte de la contribución de los liderazgos de las mujeres permanece invisibilizada y no recibe reconocimiento por parte de la sociedad.

- Sobre algunas mujeres líderes pesan prejuicios de la formación de género que las lleva a no reconocerse con iguales capacidades que los hombre para desempeñarse en posiciones equivalentes de liderazgo frente a los hombres en todos los sectores.

- Gran parte de los liderazgos de las mujeres responden a entornos familiares que en la infancia y adolescencia de estas líderes generaron confianza y alentaron la inclinación de estas personas por jugar roles destacados en sus grupos.

- Los costos que las mujeres deben soportar para llegar y mantenerse en posiciones de liderazgo se vinculan en una medida importante, con la existencia de situaciones insatisfactorias en su vida familiar y en su sana integración personal.

- Una proporción considerable de las mujeres que ocupan posiciones de liderazgo viven a plena conciencia el desafío que su actividad representa a los patrones culturales prevalecientes que promueven, valoran y prestigian los valores masculinos y desvalorizan rasgos de la identidad de género femenino. Y hay mujeres en esas posiciones que no perciben con claridad estas circunstancias.

- Las mujeres líderes no han logrado aun legitimar ante la percepción de la sociedad, la contribución positiva que pueden dar y están dando en algunos casos, en los cambios de los patrones de ejercicio del liderazgo y el poder.

- Rasgos de identidad de género que han sido el producto de una socialización dentro de pautas de subordinación, se hacen presentes como debilidades importantes en el ejercicio del liderazgo de muchas mujeres en estas posiciones.

- Las oportunidades para el ejercicio del liderazgo por las mujeres siguen siendo restringidas, no sólo por los factores del marco cultural general excluyente, sino por culturas políticas, administrativas y organizacionales que reproducen los valores androcéntricos de la cultura general y que se reflejan fielmente en leyes, normas y procedimientos institucionales y que son efectivas barreras a la igualdad.

- Existen objetivas brechas de género, en perjuicio de las mujeres, en materia de experiencia, capacitación, conocimiento y practica política en el ejercicio del liderazgo, que afecta la calidad y la productividad social y personal del mismo, en muchos casos.

 ........................................................................

twitter   Por: Profa. Evangelina García Prince
@cemucv

RELACIONADO CON ESTE ARTÍCULO

WEB
http://cem.ve.tripod.com/jornadasdelcem/id1.html
TWITTER
@cemucv
ETIQUETAS
#genero     # mujer     # liderazgo     # América    

¿Disfrutaste el artículo?
¡Danos tu opinión!

This Is CAPTCHA Image

BUSCADOR

Encuesta

¿Cuál de estas palabras crees que define mejor el ejercicio docente?

  • Ingrato
  • Necesario
  • Enriquecedor
  • Hermoso
  • Demandante
  • El ejercicio docente es... (¡escríbenos!)
 
Ver resultados
Propón tu Encuesta
¿Sabes cómo descargar
los complementos digitales
de tus libros SANTILLANA?

Al ritmo de los nuevos tiempos y de las demandas naturales de los usuarios d... Dinos tu opinión

Ver más artículos
CONTACTO VENTAS
¡Santillana siempre te acompaña!
PositivoPositivoPositivoNegativoNegativo 12 Reviews de los usuarios

Nuestro equipo de asesores y asesoras cuenta con el perfil profesional que le garantiza una adecuada atención y acompañamiento e"... Dinos tu opinión

Visita el catálogo
Conexos
Footer Footer
® Santillana Venezuela. Todos los derechos reservados. Rif. J-00105613-0. Desarrollado por: Antipasto Estudio
Mejor visualización con Internet Explorer 7.0 o superior, Firefox, Chrome o Safari